Esta cuarentena, producto del estado de emergencia sanitaria que azota al mundo entero, ha hecho aflorar en muchas personas muchos talentos y habilidades que se habían mantenido por largo tiempo enterrados bajo las diversas vicisitudes que acompañan nuestra rutina diaria. Incluso muchos artistas y personalidades, que ya nos entretienen con sus curiosas habilidades y formas de ver la vida, se han sumado a explorar otras facetas de su, al parecer, inagotable fuente de inspiración. El caso más candente del momento es el debut directoral de Ruy o Rui (¿Es ese su nombre?) Pereira.

 

El alucinado rockerito nacional ha decidido salir de su zona asignada para sentarse en la silla de director del nuevo vídeo de su banda Touriste, proyectado a salir este viernes 1 de mayo a través de todas las plataformas de reproducción autovisual, no sin antes dejarnos una frase que quedará para la historia “Estoy a la altura de Cuarón, diría que ambos estamos por el 1.70 y tantos. Lo pude ver de lejos en un aeropuerto y me motivó a pensar que quizá no somos tan diferentes, que el arte no tiene límites. Ojalá pueda inspirar de esa manera a alguien como él lo hizo conmigo”

 

Se puede notar, según este y otros casos ya tratados por este prestigioso diario, que existe también un caso grave de alta autoestima que parece ser extremadamente contagioso entre los pequeñísimos artistas de nuestro rico país de ceviche y pollo a la brasa. Nos han hecho llegar información que dice que podría haberse referido a otra cosa, pero cada uno debe ser responsable de lo que dice. ¡Son referentes! ¡No te pases!